VISIÓN DE MERCADOS

La invasión rusa de Ucrania se está prolongando más de lo esperado inicialmente y está teniendo las siguientes consecuencias devastadoras sobre los mercados financieros.

  1. Aceleración de la inflación.

  2. Endurecimiento de las políticas monetarias de los Bancos Centrales: retiradas de estímulos y subidas de tipos de interés.

  3. Consecuentemente contemplamos la posibilidad de una recesión moderada que se podría prolongar algo más de lo esperado en el tiempo ante la contundente respuesta de los Bancos Centrales para controlar la inflación.

Mercado de valores

RENTA FIJA

En nuestra opinión el riesgo de nuevas caídas en esta clase de activos es bajo ya que en el actual contexto de aumento de los tipos y ralentización del crecimiento los mercados han descontado sobradamente durante los próximos doce meses:

 

  1. Fuertes subidas por parte de los bancos centrales de entre 150 y 250 puntos básicos en los tipos de interés de referencia en Estados Unidos y Europa.

  2. Excesivo riesgo de impago implícito de los bonos estadounidenses y europeos, aproximadamente el 8% para el High Yield.

 

Adicionalmente, esperamos que la alta inflación, medida mensualmente con respecto al año anterior (YoY), se normalice gradualmente a media que nos acerquemos a fin de año.

 

También, confiamos que los principales bancos centrales, a pesar de acelerar la reducción de sus programas de compra de activos y subidas de tipos, van a continuar apoyando a la economía para el sur de Europa.

 

En definitiva, cuando se dé por controlada la inflación y la política monetaria de por finalizada su política restrictiva, podrían generarse rentabilidades excepcionales en la renta fija de alto rendimiento, incluso emergente en divisa fuerte.

RENTA VARIABLE

La hipótesis sobre el pico de inflación, que preveía que el ritmo de subida de los precios empezaría a descender a principios del segundo trimestre, está siendo cada vez más cuestionada, de ahí que el mercado todavía no perciba que se haya alcanzado un punto de inflexión entre inflación y recuperación del crecimiento económico.

 

Nos obstante las acciones han caído con fuerza, de ahí que el S&P 500 coticé en torno a 16 veces los beneficios previstos, situándose ligeramente por debajo de la media de los últimos 10 años.

Dicho lo anterior, mantenemos en general una posición neutra hacia esta clase de activos, sobreponderando sectores con un sesgo defensivo, menos vulnerables a la inflación y a la recesión, concretamente:

  1. Salud (favorecida por la demografía, innovaciones biotecnológicas tales como la tecnología ARN mensajero desarrollada a raíz de la pandemia que se podrá aplicar a otras enfermedades,)

  2. Consumo básico (alimentación y bebidas)

  3. Energía (petróleo)

  4. Financiero (beneficiado por las subidas de tipos de interés)

  5. Sostenibilidad (revolución ecológica comenzada tras la pandemia)

  6. Inmobiliario  

DIVISAS

Estos últimos meses hemos vivido una significativa afluencia de capitales hacia el dólar atraídos por su carácter defensivo (refugio), y también por la mejoría en el diferencial de tipos.

 

Al respecto, recomendamos a los clientes con una sobreexposición de dólares frente al euro ir reduciendo tal exposición en el rango de 1,03 - 1,05.

CONCLUSIÓN

Como conclusión a pesar de la falta de visibilidad del fin del conflicto en Ucrania, consideramos que los mercados ya han descontado por lo menos un 70-75% de la previsible caída ante un escenario de recesión moderada, con lo cual nuestra recomendación es de mantener las posiciones existentes en las carteras dada su amplia diversificación en diferentes clases de activos y de calidad.

Finalmente, con una visión general englobando todas las clases de activos, consideramos esencial en el entorno actual posicionarnos de la forma siguiente:

 

Captura de pantalla 2022-07-07 140657.png